Publicado el 9 mayo de 2012 a las 2:14 pm, por

Cuando mis hijos nacieron, de la misma manera que les trataba con mucho cuidado (y con mucha dulzura), les hablaba con voz suave (y con mucha dulzura), pero cuando me dirigía a ellos lo hacía utilizando palabras completas, bien pronunciadas y huía de cursilerías y ñoñerías varias tan frecuentes en las “conversaciones” con niños. Nunca entendí por qué llamar a un perro guauguau cuando un perro es un perro y punto. Mis hijos aprendieron a hablar llamando a las cosas por sus nombres y con un lógico avance en su proceso de pronunciación de erres, jotas y demás.

Cuando mis hijos nacieron escuchaban música, la música que yo decidía que debían escuchar y que generalmente no coincidía con la que se supone que los niños debían escuchar sobre perros que hacen guauguau y pájaros que hacen píopío (supongo que eso lo saben porque se lo enseñaban en la guardería, o ya se dieron cuenta ellos solos de que los perros ladraban).

Ahora que mis hijos crecen, siguen escuchando música, diferentes tipos de música. No se han quedado atrapados en las BSO de Disney y cantan canciones de un señor con una guitarra llamado Bob, no Esponja, sino Dylan. Conocen la música de Wilco y reconocen las canciones de grupos de la escena indie nacional (mea culpa/yo confieso).

** Cosas interesantes **

Minimúsica.

www.minimusica.tv/

minimúsica inició su actividad en 2006 como ciclo de conciertos, con el objetivo de ofrecer algo diferente al público infantil. Desde aquel momento, se ha posicionado como propuesta pionera a la hora de ofrecer contenidos musicales a los hijos de toda una nueva generación de padres, llevándose a cabo en numerosos escenarios. A día de hoy, minimúsica es una marca consolidada y de referencia en el sector, que ha ampliado su paleta de actividades, y en la que confían de manera estable festivales como San Miguel Primavera Sound o el Festival Jardins de Cap Roig.

Kidrockers

www.kidrockers.com

Es una serie de conciertos que comenzaron a celebrarse a principios de 2007 en Nueva York y que ahora organiza eventos en NY, Chicago, Los Angeles, Philadelphia y Chicago. El objetivo es que padres e hijos puedan disfrutar juntos de la música indie, música no creada específicamente para los niños, pero que encaja perfectamente en los oídos de los más pequeños, música de artistas como Rogue Wave, Ra Ra Riot, Nada Surf, Los Campesinos!, Chris Barron (of Spin Doctors) or Bishop Allen (entre otros muchos).

Poco a poco el mundo de los festivales de música va abriendo su espacio a los más pequeños.

SonarKids Music

www.sonarkids.com/es/

Es un proyecto que conserva la  vocación innovadora de Sónar y SonarKids, invitando tanto a los artistas cómo al público a crear una experiencia que contribuya a ampliar y renovar las posibilidades del ocio infantil y familiar.

Mini Primavera Sound (en colaboración con minimúsica)

minimúsica es una actividad infantil donde los más pequeños y sus familias pueden vivir una experiencia interactiva en la que varios artistas presentan en directo un repertorio adaptado al público familiar. El espectáculo, que alcanza su sexta edición en el seno de San Miguel Primavera Sound, favorece la participación del público infantil integrándolo en la oferta musical del festival.

Desde que el festival decidió confiar a minimúsica la custodia de su público infantil, cerca de 50 bandas han pisado el escenario de minimúsica, grupos y artistas como Herman Dune, Mujeres, Chris Brokaw, Dirty Projectors, Manos de Topo, Fred i Son, Le Pianc y un largo etcétera.

minimúsica inició su actividad en 2006 y se ha posicionado como propuesta pionera a la hora de ofrecer contenidos musicales a los hijos de toda una nueva generación de padres. Su reto es generar interés artístico-musical en los niños de una manera libre. minimúsica contribuye así a la educación musical a los niños acercándolos a la música moderna en directo bajo la premisa de que la infancia no está vinculada a un estilo de música concreto, sino que es una etapa de la vida donde precisamente la estimulación sonora es vital por lo que no se ha de limitar su experiencia musical a la denominada “música infantil”. minimúsica ofrece herramientas para desarrollar la creatividad de nuestros infantes y mostrar una amplitud de posibilidades para llevarlo a cabo. Esto, unido al descubrimiento de nuevas propuestas de manera constante, les ayuda a formar su sentido crítico, y poder elegir más tarde aquello que les gusta o les produce más placer.

Mucho más lejos …

Hay festivales que los padres disfrutan y los hijos también.

Lollapaloozza en Chicago

Lo que comenzó como un festival de rock alternativo se ha convertido en una fiesta familiar, a medida que los músicos de la organización del evento se convirtieron en  padres. Kidzapalooza es una sección especial en el festival de música que ofrece actividades y talleres durante el día para entretener a los niños más jóvenes, y conciertos para los jóvenes.

Bonnaroo en Tennessee

Se celebra cada junio durante cuatro días en unas tierras de cultivo fuera de Nashville y ofrece una zona de acampada de la familia y una sección de Jam Kidz.

La Vida es Buna en Massachussets

Es un nuevo festival que se celebra anualmente en septiembre en las afueras de Boston dirigido a las familias. En él han participado  músicos como Ray Lamontage, Michael Franti y They Might Be Giants.

Y si quieres vestirte como un auténtico festivalero indie en Sueños Polares tenemos de todo para “dar la nota”.